//
you're reading...
Noticias

El estrés

El término “estrés” es utilizado de forma habitual, quizá debido al ritmo de vida llevado actualmente en los países del primer mundo. Pero vamos a analizar qué conlleva el término “estrés” en la clínica, qué características y consecuencias tiene.

EL ESTRÉS COMO RESPUESTA

Walter Bradford Cannon fue pionero en la investigación del estrés. Utilizó el término homeostasis para referirse al mantenimiento del equilibrio interno, que se consigue a través del sistema vegetativo y endocrino (Cannon, 1929; 1932; 1935). Parte de la idea de que el cuerpo puede soportar cierto nivel de estresores, pero si se prolongan en el tiempo o son muy intensos, pueden llevar al debilitamiento de los sistemas biológicos. Habla así de “niveles críticos de estrés” que pueden conllevar desestabilización de los mecanismos homeostáticos. Aunque Cannon habla de “estrés”, se considera que el término fue introducido por primera vez por el médico y fisiólogo Hans Selye (1956), quien lo tomó del término que en la física sirve para calificar la fuerza externa que deforma la estructura de un material sólido. Hasta cierto nivel de tensión, el material es capaz de recuperar su forma, pero si continúa, el material se deforma permanentemente llegando incluso a romperse. Ya desde los años 30 (Selye, 1936) observó los síntomas que se producían en animales bajo el efecto de diversos agentes nocivos tales como una herida de cirugía, exposición al frío o ejercicio excesivo entre otros, y los extrapoló a los humanos. Así, formuló el concepto “General Adaptation Syndrom” (Síndrome General de Adaptación) con el que explica la respuesta corporal inespecífica que se da en el organismo ante cualquier demanda externa que suponga una amenaza para su equilibrio y cómo se produce la adaptación del sujeto a estas demandas del medio. Selye mostró que no todos los casos de estrés son negativos introduciendo los términos “eustrés”, o estrés bueno, que posee un componente motivacional y “distrés”, o tipo de estrés que afecta negativamente al rendimiento. Este es un modelo basado en la respuesta. Este tipo de modelos no tienen en cuenta al estresor, y además solo fijan su atención en las respuestas fisiológicas, eludiendo otros componentes de la respuesta (Crespo y Labrador, 2003; pág. 53).

LOS ESTRESORES

Llamamos estresores a las condiciones ambientales generadoras de estrés.

Algunos autores han creado listados de los sucesos vitales más estresantes, como los psiquiatras Holmes y Rahe (1967), quienes examinando más de 5.000 registros médicos crearon un listado de 43 acontecimientos vitales al que llamamos “Escala de Estrés de Holmes y Rahe”. Los sujetos han de marcar los sucesos que han padecido en el último año. Se obtiene una puntuación tras sumar las puntuaciones que corresponden a cada suceso. En la siguiente tabla se muestra la lista elaborada por Holmes y Rahe:

Listado de acontecimientos vitales realizado por Holmes y Rahe (1967).

Contribuyen a hacer estresante una situación:

– El cambio o la novedad en la situación estimular.
– La falta de predictibilidad.
– La incertidumbre.
– La ambigüedad.
– Situaciones que sobrepasan los recursos del individuo.
– Situaciones en las que no se sabe qué hacer.

Los principales estresores pueden dividirse en acontecimientos o sucesos vitales estresantes, acontecimientos diarios o “sucesos menores” y situaciones de tensión crónica mantenida.

Debido a que hoy en día el tipo de respuesta requerida es, bien cognitiva, bien de tipo motor pero con bajos requerimientos físicos, existe un problema de acumulación excesiva de sustancias no utilizadas en la respuesta de estrés que puede conllevar el desarrollo de trastornos (Crespo y Labrador, 2003).

Nuestros ancestros necesitaban la respuesta de estrés para luchar o huir de los peligros

La respuesta de estrés puede darse a distintos niveles:

RESPUESTA A NIVEL COGNITIVO

Según la propuesta de Lazarus, se diferencian tres tipos de evaluación:
Evaluación primaria: en ella se evalúan las demandas, categorizando un acontecimiento como irrelevante, benigno-positivo o estresante. El estresante a su vez puede ser de tres tipos: amenaza, cuando se antizipa un daño o pérdida; daño-pérdida cuando ya se ha recibido un perjuicio y desafío: implica una ganancia positiva y una amenaza.
Evaluación secundaria: en ella se valoran los propios recursos para afrontar la situación.
Organización de la acción: se establece el comportamiento motor a llevar a cabo para afrontar las demandas, así como movilizar los recursos cognitivos y fisiológicos necesarios para poder llevar a cabo esas conductas.

Existe un procesamiento consciente, pero también uno inconsciente. LeDoux en 1999 habla de dos vías de procesamiento de los estímulos, una subcortical que va del tálamo a la amígdala, responsable de una respuesta fisiológica y motora inmediata, y otra vía cortical, controlada y consciente, que va del tálamo a la corteza donde se representan de forma detallada las características del estímulo. Posteriormente, esta información se transmite a la amígdala.

RESPUESTA A NIVEL FISIOLÓGICO

Existen tres ejes de activación: neural, neuroendocrino y endocrino.

Eje neural: es el más inmediato, se da en segundos. Se activa el Sistema Nervioso Autónomo (SNA), fundamentalmente la rama simpática, a través de la inervación del corazón, los músculos lisos y las glándulas. Prepara al organismo para una acción motora inmediata. También se activa el Sistema Nervioso Somático (SNS), que incrementa la tensión de los músculos estriados necesarios para actuar ante el estresor. Este eje no puede mantener la activación por mucho tiempo, por lo que pasa a activarse el segundo eje.

Eje neuroendocrino: actúa más lentamente (20-30 segundos). Implica la activación de la médula de las glándulas suprarrenales, con lo que se segregan las catecolaminas adrenalina y noradrenalina, produciendo efectos similares a la activación simpática. permite la respuesta de lucha o huída, así como prepara al organismo para una posible lesión en el enfrentamiento. Se activa cuando el sujeto considera que puede realizar algo activamente para afrontar la situación.

Eje endocrino: dentro de este eje, la vía más importante es el eje adrenal-hipofisiario que segrega desde la hipófisis anterior la hormona adrenocorticotrópica (ACTH), la cual llega hasta la corteza suprarrenal provocando la liberación de corticoides. Además, se activa la liberación de prolactina, endorfinas y encefalinas y de vasopresina. Por otro lado, se inhibe la secreción de hormonas reproductivas. Este eje es de disparo más lento y duradero, por lo que se asocia a estresores crónicos.

Efectos principales de la activación de los tres ejes. Fuente: Crespo y Labrador (2001).

RESPUESTAS MOTORAS: CONDUCTAS DE AFRONTAMIENTO

Se trata de conductas o estrategias de afrontamiento. Se pueden clasificar de tres maneras diferentes.

1. Como tipos de respuesta: enfrentamiento (ataque), huída/evitación y pasividad/inhibición (colapso).

2. En función del objeto de los esfuerzos de afrontamiento: Centrado en el problema, de tal manera que se centra en la resolución de la situación o la modificación de la fuente de estrés; centrado en las emociones, intentando reducir o manejar el malestar emocional.

3. Categorizando las conductas como motoras o cognitivas.

Los efectos que las respuestas de estrés puedan tener sobre el organismo se ven modulados por distintas variables:

VARIABLES MODULADORAS

Predisposición psicobiológica: algunos recursos dependen de la dotación genética del individuo, y otros se han ido adquiriendo a lo largo de la vida. Estos recursos pueden ser biológicos, tales como la constitución o los niveles de secreción hormonal entre otros muchos o psicológicos, como el nivel de ansiedad general o ante diversos estímulos, etc.

Patrón de estereotipia de la respuesta: el hecho de poner en marcha siempre el mismo tipo de respuesta, y por tanto que se vean afectados siempre los mismos órganos, hace que los efectos del estrés sean más negativos sobre esos órganos que si se ponen en marcha diferentes respuestas de afrontamiento.

Hábitos o patrones comportamentales: algunos hábitos sanos como dormir las horas adecuadas o mantener una alimentación sana pueden ayudar a afrontar mejor las situaciones de estrés.

Apoyo social: tanto el apoyo de las personas más cercanas (familiares, amigos, pareja) como el acceso a medios y a actividades de ocio son factores que pueden reducir el impacto de una situación de estrés.

Fuentes

Cannon, W. B. (1927). The James-Lange theory of emotions: a critical examination and an alternative theory. Am. J. Psychol; 39: 106-124.
Cannon, W. B. (1929). Organization for physiological homeostasis. Physiol. Rev.; 9: 399.
Cannon, W. B. (1932). The wisdom of the body. Norton and Co, NY.
Cannon, W. B. (1935). Stresses and strains of homeostasis. Amer. J. Med. Sci.; 189: 1.
Crespo, M., Labrador, F. J. (2001). “Evaluación y tratamiento del estrés”. En: Buceta, J. M., Bueno, A. M., Mas, B. (eds.). Intervención psicológica y salud: Control del estrés y conductas de riesgo. Madrid: Ed. Dykinson, 57-104.
Crespo, M., Labrador, F. J. (2003). Estrés. Madrid: Síntesis.
González de Rivera J.L., Morera, A. (1983). La valoración de sucesos vitales: Adaptación española de la escala de Holmes y Rahe. Psiquis; 4 (1): 7-11
Selye, H. (1936). A Syndrome produced by diverse noxious agents. Nature;138: 32
Selye, H. (1956). The stress of life. New York: McGraw-Hill.

Anuncios

Comentarios

2 comentarios en “El estrés

  1. Excelente enfoque del estres. Estoy interesado en ver la base biologica de una tercera via (asertiva o autoafirmativa), más alla de las dos soluciones puramente animales (atacar o huir) ante cualquier situacion conflictiva.
    Si tienes algun link a mano, sobre este aspecto, ¿me lo puedes twittear?:
    herrerillo, twitter

    Publicado por herrerillo | 08/12/2011, 8:52

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Entender el estrés: Cómo manejar la presión para tener una vida más productiva – Quickcorp Enabling Business - 27/08/2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: